Radio Valparaíso
Online

Los notebooks comienzan a evolucionar y ponen fin al teclado

Los notebooks por fin comienzan a evolucionar.  Tras años de estancamiento, la industria que por años ha mantenido un enfoque en el segmento corporativo y de negocios lugar donde históricamente han sido preponderantes y se mantienen con un pasar sin sobresaltos, probablemente den un  significativo paso más en su desarrollo, algo que no se veía desde la tibia amenaza de las tabletas, cuando conocimos productos 2 en 1 (tableta y PC), o híbridos con versiones mal terminadas de Windows y Android.

Antes de eso sólo habíamos conocido de casos como el histórico Thinkpad del fabricante chino Lenovo, reconocidos a nivel mundial por su famoso TrackPoint de color rojo que hace las veces de un mouse ubicado al centro del teclado y que en 2017 celebró 25 años; la delgadez de los MacBooks de Apple, que en 2016 intentaron desafiar lo establecido con una Touch Bar, una mini pantalla secundaria alargada que cambia de acuerdo a las necesidades del usuario; y los diversos notebooks enfocados en el segmento gamer, quizá el área donde más se ha avanzado en términos técnicos. Pero salvo aquello, siempre mantuvieron las mejoras obvias en software, componentes internos, sonido, pantalla con mejor resolución, sumado al añadido de los asistentes virtuales y el reconocimiento dactilar o facial para la seguridad.

Pero como suele ocurrir en cualquier área de la tecnología, cada cierto tiempo hay una evolución que marca las cosas de una forma distinta. Porque en la feria electrónica Computex, el fabricante taiwanés Asus decidió variar con lo que conocemos hoy con el Zenbook Pro 15, un notebook enfocado en los profesionales del diseño, edición de video o fotógrafos, que incluye en su trackpad (el área donde movemos el mouse) una segunda pantalla táctil de 15,6 pulgadas llamada “ScreenPad” que nos entrega siete configuraciones establecidas, como una calculadora, teclado, reproductor de música o incluso la posibilidad de acceder a opciones de Word y Excel, con variados atajos. Además de aquello, podemos ver videos en YouTube mientras trabajamos con un mouse común y corriente, y es posible sumar hasta cuatro pantallas más en 4K al mismo tiempo sin que el rendimiento del dispositivo sea afectado. De acuerdo a Asus, el ScreenPad tendrá en el futuro sus propias aplicaciones para descargar en la tienda de Windows. Será lanzado en dos versiones de 15,6 y 14 pulgadas con distintas configuraciones internas aunque con el mismo ScreenPad en todo el mundo en julio, sin fecha de llegada para Chile, y con precios por anunciar, aunque podrían sobrepasar los 1,5 millones de pesos.

Pero no es la única novedad que veremos en el futuro cercano. Porque tanto Lenovo como Asus presentaron este martes en Taipei la que esperan, sea la siguiente revolución en el mercado de los notebooks. Se trata de dispositivos con dos pantallas y sin teclado físico, en las que podremos interactuar de la forma que deseemos: un modo normal, una presentación ejecutiva, abierto para leer un libro o sobre una mesa para juegos como un ajedrez para dos personas, entre otros usos.

El primero en ser presentado fue Project Precog de Asus, dispositivo que cuenta con dos pantallas y una bisagra que permite su apertura a casi 360 grados, y que gracias a su inteligencia artificial adaptará una de las dos pantallas al uso que deseemos: “el concepto incluye un sistema de machine learning, que aprende del comportamiento del usuario y a diferencia de los teclados físicos, se puede adaptar a la posición de los dedos al escribir, si nos gusta más arriba o no, o entregarnos opciones sobre las aplicaciones que podrían servirnos dependiendo de lo que estemos haciendo”, señala Marcel Campos, Jefe de Operaciones de Marketing de Asus. El dispositivo tendrá acceso a los asistentes Cortana (Microsoft) y Alexa (Amazon), soporte para un lápiz inteligente si deseamos escribir, así como aplicaciones especialmente diseñadas para aprovechar sus capacidades.

El otro terminal es la segunda generación de los Yoga Book de Lenovo, que al igual que su competencia, también tendrá dos pantallas, de forma similar a la primera generación, que sólo incluía un teclado virtual con respuesta háptica, y en donde también podíamos dibujar o tomar notas. En esta nueva versión y tal como el caso anterior, también se añadirá inteligencia artificial, compatibilidad con lápiz styus y aplicaciones. En el caso de Project Precog, Asus aseguró que estará disponible en algún momento de 2019 y hasta mostró un prototipo funcional en público. Por el lado de Lenovo, sólo se mostró una imagen conceptual y no se habló de fechas.

En relación al avance que implica dejar de lado el teclado físico, cabe recordar el caso del iPad de Apple, que se intenta vender hasta hoy como un elemento de productividad, siendo un caso complejo el teclado virtual para escribir en la pantalla. Sobre aquello, Marcel Campos afirma que uno de los desafíos del desarrollo de “Precog” fue la forma en que el software ofrecerá el modo de ingresar la información, y aunque acepta las dudas sobre el proyecto, se tiene fe. “Creemos que los usuarios están listos para el cambio. Si llegamos a fallar en cómo disponer del teclado, todo el concepto fallará”, sentencia.