Radio Valparaíso
Online

Bar Liberty se podría convertir en el hogar de familias con subsidios de arriendo y el primer paso de la “inmobiliaria popular”

El barrio puerto es uno de los sectores más históricos y culturales con que cuenta la ciudad de Valparaíso. Actualmente, a pesar del paso del tiempo y de que algunos edificios luzcan desteñidos, ha intentado aumentar el turismo, el comercio, la seguridad y la bohemia, pero ni siquiera la denominación de Zona de Conservación Histórica le ha ayudado.

Actualmente en el sector se desarrollan obras para la próxima reapertura del Mercado Puerto (cerrado hace ocho años), proyecto que se trabajaba en la Plaza Echaurren. Pero no es el único.

Hace más de un año que la administración del alcalde Jorge Sharp desarrolla una iniciativa de arriendo social, que busca rehabilitar el edificio Tassara, mejor conocido para los porteños como el Liberty, construido a fines del siglo XIX. Este inmueble histórico, que necesita ser atendido por problemas estructurales, se podría convertir en el hogar de familias con subsidios de arriendo y “sin descartar que en algunos casos se destine a personas damnificadas por futuras emergencias o siniestros”, explicaron desde la Municipalidad de Valparaíso.

“Es un edificio con valor patrimonial, está en pleno centro histórico e inserto en un barrio que queremos recuperar con viviendas dignas para los porteños. En este contexto apostamos por devolver los usos tradicionales de la arquitectura típica del barrio puerto, donde en los pisos inferiores habrá comercio y servicios, y en los pisos superiores, viviendas”, explicaron desde la alcaldía.

El modelo de recuperación contemplaría la construcción de 21 departamentos. El analista del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), Fernando Jiménez, que asiste técnicamente el plan, explicó que “acá se busca fomentar una política de arriendo, a través de la recuperación de un edificio con problemas estructurales”. Jiménez añadió que los recursos para recuperar el edificio se buscarán a través del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Bar Liberty

Actualmente, sólo el tercer piso del edificio está habitado, el segundo figura desmantelado y en el costado izquierdo de la base opera la oficina de aseo municipal.

Pero si hay algo emblemático de este rincón patrimonial, es el catalogado bar más antiguo del país: el Liberty, que data de 1897. Tanta es su fama y reconocimiento, que la mayoría de los porteños reconocen el edificio bajo ese nombre.

Carlos Fierro dirige el Liberty desde hace 25 años y la idea de una “inmobiliaria popular”, o cualquier tipo de intervención relacionada con mejorar el entorno, le parece buena idea.

“Hay que ser superhonesto, esto es municipal y aquí hay una residencial clandestina, tienen como 30 piezas. Como se ve, he ampliado este lugar con material liviano y nadie me ha dicho nada (…). Además, hay que resguardar el sector, para que sea familiar. Mire nada más por fuera, un bar patrimonio que parece jaula para evitar a los ladrones”, concluyó Fierro.