• 19°C
    Valparaiso
    Chile
  • Radio Valparaíso
    Online

    Economistas de candidatos a la presidencia tienen fuerte encontrón en foro empresarial

    Una encendida discusión se generó este jueves entre representantes de los programas económicos de los candidatos presidenciales, en el marco del Foro Anual de la Industria, organizado por Asimet. El debate, si bien en un principio se centró en las diferencias respecto al panorama macroeconómico y las propuestas, más tarde se endureció, aflorando las ideologías políticas.

    El primero en lanzar una crítica directa fue el economista José Ramón Valente, socio de Econsult y miembro del equipo de Sebastián Piñera. Tras los primeros comentarios de Osvaldo Rosales (equipo de Alejandro Guillier), Guillermo Larraín (equipo de Carolina Goic), Nicolás Grau (por Beatriz Sánchez) y Alejandro Rogers (por José Antonio Kast); Valente criticó que “se olvida que ha habido una pésima conducción económica del gobierno de la Nueva Mayoría. Y parte de la desilusión actual tiene que ver con esa baja conducción, por lo que si no se reconoce eso, no partimos de un diagnóstico básico”.

    En esa línea, añadió que “entonces es natural que escuchemos de los primeros tres expositores (Rosales, Larraín y Grau) que ampliando el gasto público se solucionan todos los problemas de la economía. Pero no es así, el mundo no funciona que uno consume lo que no tiene y después ve cómo lo paga”.

    La respuesta de los aludidos fue inmediata. Osvaldo Rosales acusó que “me sorprende lo de José Ramón Valente, porque con ese estilo, es muy difícil tener un diagnóstico certero y que estimule el acuerdo público y privado de largo plazo, para que sin ideologismos veamos los desafíos”.

    Grau, por su parte, advirtió a los presentes que “si se fijan, el discurso (de Valente) es tentador para el mundo empresarial. Pero eso está bien para empresas financieras. El futuro de la industria pasa también por una definición estratégica, donde el Estado tiene que jugar un rol. Es importante que el empresariado no acepte el mismo discurso para gente tan distinta”.

    En tanto, y claramente ofuscado, Larraín mencionó que “he estado en varios seminarios con José Ramón y él escucha lo que quiere oír y no lo que se dice, acá nadie dijo que el crecimiento no es importante”. Añadió que “es segunda vez que al hablar de mi libro, su crítica sea que la parte de atrás es roja. Eso no nos lleva a ninguna parte y si queremos salir de los problemas que tenemos es hacer un análisis serio”, señalando que Valente utilizó cifras ‘mañosas’ al presentar la caída de la productividad en los últimos cuatro años, dado que a su juicio es algo que viene desde muchos años antes.

    Frente a esto, Valente precisó que “esto no es un ataque personal, pero es fácil venir a un foro de empresarios y plantear más crecimiento y empleo. Pero cuando en la candidatura se ve que quieren profundizar el camino que eligió la Nueva Mayoría, no pueden venir a pedir eso, porque no es consistente”.

    Inversión y dólar

    En cuanto a las propuestas económicas, Valente apuntó a la necesidad de recuperar el dinamismo de la inversión y la productividad, en función de mejorar el crecimiento. “Si decimos que el único problema es que el cobre bajó y el resto está bien, claramente hay un mal diagnóstico”, expuso.

    En este mismo ámbito, Guillermo Larraín señaló que desde esperan lograr un crecimiento al 4% hacia 2022. Para ello, anticipó que generarán un incentivo a la inversión a través de un crédito tributario a la reinversión de capital, y eventualmente (está en análisis) un mecanismo para la depreciación instantánea.

    Otro punto que llamó la atención en el debate fue la alusión que hizo Nicolás Grau a la fallida propuesta de la candidatura de Alejandro Guillier respecto a fijar el tipo de cambio (que después fue retirada), subrayando que “esa propuesta, que duró como 5 horas en el comando de Guillier, son ideas de economistas de centro-izquierda desde el mismo sector de ellos, y tiene la idea de que para exportar se necesita cierta estabilidad y en Chile el tipo de cambio se mueve mucho. Hay que discutir y rediscutir tener una estabilidad de precios, en particular del tipo de cambio”. Al ser consultado por el rol del Banco Central en esta materia, Grau señaló que “se está analizando la posibilidad de discutir los objetivos del BC”, añadiendo -a juicio personal- que “no es razonable la poca coordinación actual entre el Estado y el BC”.