• Radio Valparaíso
    Online

    Hospital Veterinario Santo Tomás ha atendido 10 animales afectados por el incendio de Viña del Mar

    Quemaduras en la piel y en las vías aéreas son las consecuencias que más han sufrido los animales que fueron afectados por el incendio que la semana pasada ocurrió en Viña del Mar. En el Hospital Veterinario Docente de Santo Tomás Viña del Mar se han recibido desde el viernes 10 animales, cinco perros y cinco gatos, los que están evolucionando favorablemente. De hecho, uno de ellos ya podrá irse en adopción en los próximos días.

    María Soledad Hinojosa, directora del recinto ubicado en 1 Norte 1713, cuenta que la mayoría de los pacientes ingresados tiene un hogar reconocible, pero es muy difícil que puedan regresar pronto: “los pacientes que tenemos son de la zona más activa del incendio, entonces si bien tienen sus hogares, sus familias, desgraciadamente hoy no tienen un lugar físico donde volver, sus familias lo perdieron todo”.

    Respecto al estado de salud de los animales, señala que “están bastante comprometidos.   Tienen quemaduras de las vías aéreas, muchas quemaduras de las mucosas orales, nasales y oculares, quemaduras de piel en grados importantes. Muchos de los pacientes que llegaron acá fueron encontrados bajo los escombros del incendio, entonces sus quemaduras son importantes. Lo positivo es que hasta la fecha todos están respondiendo, hemos logrado estabilizarlos y sacarlos adelante, pero siguen teniendo pronóstico reservado”.

    Y si bien lo ideal es que los animales puedan volver a sus hogares, eso no ocurrirá en el corto plazo y es probable que se mantengan meses en el Hospital Veterinario Docente. “Sus tutores vienen, los visitan, pero se quedarán acá hasta que tengan el alta, tengan un tratamiento efectivo y cicatricen sus lesiones. Eso va a tomar bastante tiempo, pero hoy lo más importante es que están respondiendo al tratamiento”, dicen María Soledad Hinojosa.

    Por estas mismas razones, advierte que el proceso de adopción de estos pacientes no está abierto. “Sólo se irá esta semana un gato que está en muy buenas condiciones, sin quemaduras, pero no tiene hogar ni tutor conocido. Sólo por eso se irá, todo el resto se quedará porque nuestro compromiso es devolverlos a su origen, pero para eso deben pasar por una evaluación. Hoy están deprimidos y adoloridos, entonces su comportamiento puede ir cambiando. Después de esa evaluación, si no pueden volver a sus hogares, les buscaremos hogares temporales y se activará un plan de adopción, pero ahora no es el momento para venir a buscar a ninguno”, recalca.

    Respecto a la atención de animales mayores como caballos y vacas, hasta el momento los profesionales del Hospital Veterinario Docente Santo Tomás han atendido casos en el mismo lugar del incendio, pero no ha sido necesario trasladarlos hasta el recinto.

    Por último, la directora del centro médico señala que se están recibiendo donaciones, especialmente alimentos e insumos médicos: “lo que más se necesitan son sabanillas clínicas, sueros, medicamentos analgésicos, antiinflamatorios, alimento húmedo y algunos antibióticos específicos de cada paciente que podríamos ver caso a caso”.