• Radio Valparaíso
    Online

    Recalada del «Seven Seas Mariner» en Puerto Chacabuco

    Nuevamente la imponente silueta de las naves internacionales de pasajeros arribando hasta las costas de Aysén es una realidad, tras el comienzo -este lunes 28 de noviembre- de la Temporada de Cruceros 2022-2023 de Puerto Chacabuco.

    Con el arribo del “Seven Seas Mariner”, barco, de bandera bahameña y 216 metros de eslora, se dio el vamos al nuevo ciclo turístico que se prolongará hasta marzo del próximo año. El barco, operado por la línea de lujo estadounidense Regent Seven Seas Cruises, recaló cerca de las 10.30 horas en los muelles de Puerto Chacabuco, donde permaneció hasta las 21 horas.

    La nave, recibida con gran expectativa de parte de las autoridades regionales y la propia comunidad, trajo cerca de 900 visitantes, de los cuales 442 eran pasajeros, quienes tras la recalada desembarcaron en tender rumbo al terminal de pasajeros, para formalizar su ingreso y luego recorrer la ciudad y otros puntos de la región durante la jornada.

    La llegada del “Seven Seas Mariner” estuvo precedida por una sobria ceremonia, organizada por la municipalidad de Puerto Aysén, y que contó con representantes de Sernatur, la Seremi de Economía, la delegación presidencial regional y provincial, la Armada, servicios públicos, representantes de distintos sectores de la ciudad y Puerto Chacabuco, representado a través de su directorio en pleno y ejecutivos.

    “Este crucero, que pertenece a una línea que varias veces ha venido a Chacabuco, permite dar por iniciada la temporada turística 2022-2023. Hubo algunas pequeñas demoras relacionadas con la exigencia de los controles de salud, pero después de eso los turistas pudieron bajar de la nave y hacer los tours por los distintos atractivos de la región de Aysén”, describió Enrique Runin, presidente de Puerto Chacabuco.

    El directivo relevó lo importante que esta actividad es para Emporcha, lo que se expresa en la amplia preparación que hubo previo al inicio de la recala y en la disposición de sus equipos, incluyendo a su directorio, para verificar las operaciones y atender cualquier situación que pueda surgir en lo relativo a la recalada.

    “De esta manera la empresa quiere destacar la importancia que para la ciudad y para Emporcha significa esta actividad de cruceros, que no solo traen beneficios para el puerto, sino para la comunidad, su gastronomía y artesanía, para pequeños empresarios de la región, principalmente en eje Chacabuco, Puerto Aysén y Coyhaique, y así ir irradiando los beneficios de esta actividad”, cerró Runin.

    La llegada del “Seven Seas Mariner” vuelve a poner a Puerto Chacabuco como eje importante en el turismo internacional de cruceros del país, como puerta de entrada a la Patagonia chilena, e inicia una temporada en la que se esperará la recalada de más de 15 naves de pasajeros.