• Radio Valparaíso
    Online

    Profesor de Inglés usa cascos, escudos y miniaturas para motivar a sus estudiantes


    Innovador método que incluye soldados en miniatura y trajes de época utiliza Jan Piero Oneto durante sus clases. También fabrica sus propios artículos.

    Monedas del Siglo III, un casco romano o figuras de soldados espartanos, se pueden encontrar en cualquier clase que dicte Jan Piero Oneto, académico de la Universidad de Playa Ancha (UPLA), quien aplica una metodología lúdica y entretenida con sus estudiantes universitarios.

    Si bien es profesor de Inglés en las carreras pedagógicas de esta casa de estudios, Oneto (que también es licenciado en Literatura Inglesa) no oculta su pasión por la historia, disciplina en la cual se apoya con el uso de recursos didácticos que, muchas veces, elabora él mismo o bien trae del extranjero. No resulta extraño entonces que, durante una clase utilice una maqueta, un escudo etrusco o un atuendo de romano.

    ¿Qué si tiene un taller? Claro que sí. Allí pasa largas horas preparando los materiales, armando piezas desplegables, barcos  y aviones o preparando los trajes históricos que va a utilizar. Se trata de una metodología que se basa en el “aprender haciendo”, y que este académico combina con clases tradicionales,  considerando la circunstancia, los contenidos y los alumnos.

    “Yo hago clases con objetos, porque la idea es que los estudiantes manipulen, toquen, vean… es la mejor forma de captar su interés. Más que los contenidos, me centro en la motivación, porque profesores motivados tienen estudiantes motivados. Además, desarrollo una combinación de metodologías, dependiendo de las circunstancias, de las materias y de los alumnos. A eso añado la historia, que me encanta, y el resultado es muy, muy bueno”, sostuvo el profesor, quien precisó que en tiempos de pandemia tuvo que comprar una cámara con mayor definición para lograr que sus alumnos puedan apreciar el detalle de los objetos que presentaba en clases.

    AUTODIDACTA

    Con un interés innato por las colecciones de billetes y monedas,  además de maquetas históricas, desde niño e impulsado por su padre, Jan Piero Oneto, comenzó a elaborar decenas de soldados en miniatura con los cuales recreaba grandes batallas. Para ello, el modelismo histórico fue clave, pues los inspiró y lo obligó a investigar sobre aquello que quería representar.

    “Tengo monedas romanas del año 260 DC, un casco Espartaco que compré en el extranjero, escudos y soldados que hago en metal. También tengo barcos para amar, aviones, etc. Todo esto llama mucho la atención y mis estudiantes saben que siempre los puedo sorprender con algo. Por eso, nunca se pierden una clase y siempre están muy atentos. De verdad, logro una cercanía muy importante con cada uno de ellos, porque lo mío es vocación de profesor. Incluso, desde pequeño le hacía clases a mi hermano pequeño. Uno nace con eso”, concluyó el académico UPLA.