• Radio Valparaíso
    Online

    Desafíos en economía y educación online

    La posibilidad de lograr conocimientos significativos mediante recursos pedagógicos online depende en gran medida de la detección temprana de los obstáculos que puedan presentar los alumnos, para lo cual es conveniente tener presente cuáles son los motivos que pudieran llevar al estudiante a adoptar una posición recelosa ante el aprendizaje.

    En este sentido se identifican algunos elementos como la predilección de los jóvenes por plataformas visuales y su escasa capacidad de concentración ante textos que, para ellos, puedan resultar extremadamente largos, ya que prefieren la comunicación mediante imágenes, más que recurriendo a palabras, así como el tedio de los alumnos ante una exposición unilateral y extensa durante las clases.

    Es de gran relevancia fomentar el estudio de la economía y las finanzas en nuestras aulas, en todo proceso formativo. La posibilidad de fomentar el ahorro y la inversión de las personas dos caras de una misma moneda- tiene además un efecto positivo en el conjunto del país.   Habiendo más dinero circulante, es posible impulsar la creación y ampliación de las actividades productivas, y ello a su vez tiene incidencia en el aumento del empleo y un mejoramiento de las remuneraciones para todos.

    Un curso en el nivel escolar que entregue conocimientos de economía a las personas y promueva los hábitos financieros positivos, tendrá consecuencias fácilmente medibles en la marcha del conjunto del país y eso beneficia a todas las personas.

    Por otra parte, proporcionar los contenidos necesarios para su mejor desempeño en la economía personal y familiar tiene relevancia desde el punto de vista del empoderamiento de las personas.  Teniendo la información necesaria para comprender los términos de las transacciones, resultaría mucho más difícil que sean víctimas de engaños por parte de terceros e incluso de sí mismos y de su entusiasmo por consumir, alentado en ocasiones por las propias empresas proveedoras y en otras por una comprensible aspiración a demostrar un mayor status social del que efectivamente tienen.

    Luego, esa confianza en sus capacidades y habilidades favorecerá que tomen mejores decisiones y puedan sentirse más autónomos y responsables en su vida cotidiana, pero ya no solo en el ámbito de la economía, sino también en los demás ámbitos de la vida en comunidad.   Una persona segura está en mejor pie para negociar, argumentar, concordar o disentir e inevitablemente ello incidirá en la calidad de sus relaciones con otras personas e instituciones. Comentario de Karina Aravena Caro, Docente Instituto IACC, Magíster en Ingeniería Industrial.