• Radio Valparaíso
    Online

    Valparaíso: Porteños se incorporan a la economía circular

    Gracias al programa Soprole Sonrisa Circular, desde ahora es posible reciclar potes plásticos de yoghurt y postres (PS), además de cajas de leche, en distintos puntos limpios de la Región de Valparaíso. El material recolectado será utilizado para elaborar ecomadera y placas ecológicas que servirán como revestimiento para viviendas sociales, fomentando así la economía circular. Junto con esto, Soprole también reemplazará sus clásicas bandejas de  transporte de productos por unas hechas 100% de plástico reciclado.

    Según el Informe del Estado del Medio Ambiente 2020, del Ministerio del Medio Ambiente, en Chile se generan 8,1 millones de toneladas de residuos domiciliarios al año. De este total, apenas el 1% se recicla. Es que, en nuestro país hay envases que técnicamente pueden reciclarse, pero no reciben un tratamiento adecuado. Tal es el caso del plástico de los potes de yoghurt y postres hechos de poliestireno (PS) y de los envases de leche, que hoy tienen como destino principal los rellenos sanitarios.

    Entendiendo esta problemática, Soprole creó el programa Sonrisa Circular, que busca proponer una solución integral al tratamiento de residuos que genera la industria láctea a través de tres líneas de acción: implementar puntos limpios para reunir potes de yoghurt y postres, posibilitando su valorización; entregar nuevas alternativas de reciclaje para los envases de leche y fomentar la economía circular utilizando el plástico reunido como insumo para fabricar las tradicionales bandejas que sirven a diario para el transporte de productos desde sus plantas hacia los puntos de venta.

    Sebastián Tagle, gerente general de Soprole, explica que se trata de un proyecto amplio y colaborativo, debido a que la empresa convocó a diferentes expertos para apoyarlos en esta iniciativa. “El escenario de reciclaje en Chile hasta ahora no es muy alentador, se genera un volumen de residuos relevante del cual sólo el 1% se recicla. Por eso, como compañía entendemos más que nunca la necesidad de actuar. Durante años buscamos diferentes soluciones para reciclar nuestros envases, pero hoy entendemos que sólo a partir de un esfuerzo colaborativo es posible ser agentes de cambio. Esa es nuestra forma de hacernos cargo: buscar la ayuda de expertos, para articular y avanzar en una propuesta real y sostenible”, señala.

    ¿Qué sucederá con el material recolectado? Los envases plásticos de yoghurt y postres recolectados se utilizarán para elaborar bloques de ecomadera que servirán para crear mobiliario urbano en espacios de uso público en las comunidades que más lo necesiten. Por otra parte, gracias a una alianza con TECHO, las cajas de leche reunidas servirán para fabricar planchas ecológicas de revestimiento y aportar a la construcción de nuevas viviendas de emergencia. Se trata de placas que destacan por sus propiedades de aislación térmica y acústica, por lo que permitirán mejorar las condiciones habitacionales de las familias, además de otorgarles un sello ecológico.

    En el caso de Valparaíso, los envases de yoghurt y postres plásticos, idealmente limpios y sin etiqueta, podrán reciclarse en Sodimac Reñaca y Sodimac La Calera. En tanto, los envases de leche podrán llevarse a cualquiera de los 64 puntos limpios habilitados dentro de la región. Las direcciones de cada uno están disponibles en Sonrisa Circular