• Radio Valparaíso
    Online

    La aparición de Ómicron, es nueva cepa de advertencia más para las personas y el mundo

    Director del Centro de Diagnóstico e Investigación de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Valparaíso Rodrigo Cruz afirma que decisiones como el cierre de fronteras y la suspensión de los vuelos decretadas por algunos países revelan lo importante que ha resultado saber reaccionar rápido frente a este tipo de situaciones, incluso a riesgo de exagerar. Sin embargo, llama a la población a  estar tranquila. “Hasta ahora no hay evidencia de que Ómicron evada el efecto de las vacunas”, sentencia.

    Apenas tres días se demoró la Organización Mundial de la Salud (OMS) en determinar que la nueva variante del coronavirus que causa el COVID-19 surgida en Sudáfrica, denomina Ómicron, debe ser considerada como de “preocupación”, debido a su aparente mayor transmisibilidad y potencial capacidad para evadir la respuesta inmunitaria de las vacunas que hasta ahora se están administrando contra esta enfermedad a nivel global.

    Antes, incluso, varias naciones europeas y asiáticas resolvieron cancelar todos los vuelos en avión provenientes de ese país africano e incluso cerrar sus fronteras para evitar la aparición de casos endémicos y, con ello, un aumento exponencial de los contagios, decisiones que han generado inquietud y hasta pánico en la población.

    Ante esto, el médico infectólogo y director del Centro de Diagnóstico e Investigación de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Valparaíso Rodrigo Cruz afirma que lo resuelto por la OMS y por los gobiernos de algunos países revela lo importante que ha resultado saber reaccionar rápido frente a este tipo de situaciones, incluso a riesgo de exagerar.

    “Tras más de un año y medio de surgida la pandemia, está claro que hemos aprendido que no podemos reaccionar tarde, aun cuando haya poca información, porque lo cierto es que faltan elementos para poder establecer bien cuál será el real impacto de Ómicron. Hasta ahora, la evidencia científica da cuenta que su capacidad de transmisión en mayor que las otras, superior a la de variante Delta, por cómo ésta se ha comportado en Sudáfrica. Sin embargo, todavía no hay estudios que revelen si tiene un riesgo de mayor mortalidad asociada”, sostiene el especialista.

    En tal sentido, el doctor Cruz precisa que lo único que hasta ahora se sabe es que Ómicron posee 32 mutaciones en su genoma, lo que bien podría contribuir a que su capacidad para evadir la respuesta inmune de las vacunas sea elevada, pero -a su juicio- esto no está probado y no se sabrá muy pronto.

    “Con la variante Delta las estimaciones iniciales también fueron sombrías y si bien generó efectos importantes a nivel mundial, estos finalmente fueron menores a los estimados originalmente. En Chile su impacto también fue acotado. No obstante, lo que nos revela la aparición de nuevas variantes, que es algo que continuará ocurriendo porque es parte de la adaptación de los virus, es lo vital que resulta que todos los países avancen por igual en el proceso de vacunación. Si eso no ocurre, como hoy sucede en la mayor parte de África, Asia y en América Latina, más temprano que tarde aparecerá una cepa cuya capacidad sí tenga la capacidad efectiva para evadir la respuesta inmune de las vacunas y con ello la amenaza de enfrentarse a cifras elevados de muertos podría volverse una lamentable realidad”, añadió el director del CDIEI-UV.

    Aun así, el médico infectólogo de la Universidad de Valparaíso llamó a la calma y a no sobrerreaccionar. “Lo importante es mantener informada a la población, pero sin generar alarma. Debemos seguir haciendo bien lo que estamos haciendo. Cuidarnos y vacunarnos. Nuestro país, gracias al alto porcentaje de personas inoculadas, es de los que mejor preparados está frente a la aparición de cepas nuevas.  Sí elevaría las pesquisas en aeropuertos y puertos, como una forma de aislar a personas contagiadas con esta nueva variante que eventualmente ingresen a Chile”, advierte.