• Radio Valparaíso
    Online

    «Hoy no estamos respetando los derechos de las personas mayores”

    Hoy octubre se conmemora el Día Internacional de las Personas Mayores, fecha instaurada por la Asamblea de Naciones Unidas en 1990 y que pretende dar a conocer la realidad que viven, los prejuicios que enfrentan y las discriminaciones que sufren día a día. Se trata de una fecha importante en especial para Chile, país que “envejece” progresivamente y que debe encarar grandes desafíos para garantizar el respeto de sus derechos. Una tarea en la que, al parecer, no se ha avanzado tanto como se debería.

    Patricio Saldívar, docente de la carrera de Fonoaudiología de Universidad Santo Tomás sede Viña del Mar, comienza señalando que “Chile es un país envejecido y esto merece más de una reflexión” y aporta datos que respaldan esa afirmación: “se estima que en Chile hay 3.322.634 personas mayores, y según las proyecciones de CEPAL en el año 2030 serán 4.474.268, pasando de un 17,4% de la población a un 23% en sólo 10 años. Un dato importante: la expectativa de vida de una mujer de 60 años, autovalente con condiciones favorables de salud, es hasta los 90 años, y muchas llegarán a los 100 años: estamos viviendo el siglo de las y los centenarios”.

    El también director de Fundación Gero Zoom es claro en advertir que “los datos nos deben alertar de una revolución social, la revolución de las personas de 60 y más. ¿Estamos preparados para atender las demandas de las diversas vejeces? La respuesta es clara: No. ¿Estamos respetando los derechos de las personas mayores? La respuesta también es clara: No”.

    El académico de UST señala que, aunque en 2017 Chile ratificó la Convención Interamericana de los Derechos de las Personas Mayores, los avances en su implementación son escasos “y enfrentamos grandes brechas en el reconocimiento de estos derechos. Hasta el momento no existen políticas para el buen envejecer y la protección de las diversas vejeces”.

    Patricio Saldívar agrega un punto que muchas veces pasa desapercibido y que tiene relación con que las personas mayores son un gran aporte en el desarrollo económico del país. “El aporte en trabajo no remunerado que realizan los y las mayores equivale a 4,21 millones de pesos anuales, lo cual es el mayor aporte per cápita de cualquier otra actividad económica del país (Fuente: Proyecto NODO (2021). Personas mayores y trabajo no remunerado en Chile. Perspectiva y valoración económica. Santiago de Chile, Sistema de las Naciones Unidas en Chile). Las personas grandes son fundamentales para el desarrollo de nuestra sociedad y su participación activa es vital, pero no se les reconoce”, sostiene.

    Si bien este panorama puede resultar desalentador, el académico postula que hay una luz de esperanza: “el reconocimiento de los derechos de las personas mayores está en manos de la Convención Constitucional. La redacción de la nueva Constitución debe realizarse con la participación activa de las diversas vejeces. Debemos abrir espacios vinculantes con los sentires y pensamientos de las personas mayores”.