• Radio Valparaíso
    Online

    La tremenda incertidumbre que tienen los vendedores ambulantes debido a la cuarentena decretada en el Gran Valparaíso

    Por Tomás Davila

    Luego que se impusiera cuarentena total en el Gran Valparaíso, estos trabajadores piden que al municipio y autoridades que no los dejen solos.

    Uno de los grandes problemas que trae consigo la cuarentena en la ciudad de Valparaíso es la incertidumbre que sienten los comerciantes que trabajan de manera formal e informal, ya que sienten total abandono por parte de las autoridades. Esto se agudiza aún más si hablamos del comercio ambulante en el que gran cantidad vendedores ven afectado sus ingresos diarios.

    El sector de Bellavista, Calle Condell, la avenida Pedro Montt y calle Uruguay son algunos de los lugares de Valparaíso donde se concentra la mayor cantidad de comercio informal, muchos de ellos con permisos; otros no. En este sentido, los comerciantes se encuentran a la deriva puesto que lo que ellos ganan durante el día muchas veces es el sustento familiar diario y si no salen a vender sus productos por las calles de Valparaíso ese ingreso no existe. “Nos perjudica, porque nosotros trabajamos el día a día. Con eso nos vamos dando vuelta, si vamos a estar sin poder trabajar se nos acumulan las deudas. Esto nos trae cualquier consecuencia”, señaló una ambulante del sector de Bellavista.

    Los ambulantes reclaman falta de ayuda por parte del municipio de la ciudad. Situación complicada que trae consigo problemas de salud por la incertidumbre que conlleva no salir a la calle a vender para volver con el sustento diario familiar. “Pasé 9 meses el año pasado sin poder trabajar, perdí mi taller, perdí mis maquinas perdí todo. Ahora no sé que va a pasar (…) tengo unos pocos recursos como para sobrevivir un mes”

    No solo los ambulantes se están duramente afectados, también los pequeños locatarios que tienen quioscos, que debido a las manifestaciones que se generan desde hace año y medio cada semana en las calles de Valparaíso, estas personas han visto disminuidas sus ventas considerablemente ya que constantemente deben cerrar sus locales para no tener mayores pérdidas. “Nos afecta demasiado, empezamos con el estallido, luego se vino la cuarentena, estas saliendo arriba con nuevamente entramos en otra cuarentena y te siguen llegando deudas, del gobierno o de la municipalidad no tenemos ninguna respuesta», expresó con gran preocupación don Jorge con su local ubicado en avenida Pedro Montt.

    Uno de los comerciantes ambulantes con los que hablamos dejó un mensaje de ayuda para que las minorías sean escuchadas y de una vez se puedan tomar cartas en el asunto. “Necesitamos una solución para la gente que quedamos en la calle, estamos desamparados. Sólo se atiende a la gente que tiene su ficha de protección social, pero somos muchos los que trabajamos de forma independiente y no tenemos otros recursos más que nuestro trabajo. Que piensen en esta minoría ignorada”, sentenció un comerciante ambulante de calle Condell.