• Radio Valparaíso
    Online

    ¿Para qué una nueva constitución? con Carlos Peña y Lucía Santa Cruz

    Como una forma de contribuir al debate público y plural, durante 2019 la Universidad de Valparaíso desarrolló el ciclo de seminarios “Diálogos para la democracia”. La primera temporada tuvo como protagonistas a una serie de relevantes personalidades de las esferas política, intelectual y académica nacional y permitió a la UV ser pionera al poner en agenda una serie de temas que estaban ausentes y que luego cobraron vigencia tras el estallido social.

    Por todo ello, la Universidad de Valparaíso decidió darle continuidad al ciclo y este viernes, desde las 11:30 horas, se dará inicio a la segunda temporada. En el primer encuentro el tema será ¿Para qué una nueva constitución?, con la académica y consejera de Libertad y Desarrollo Lucía Santa Cruz, y el columnista y rector de la Universidad Diego Portales, Carlos Peña, como panelistas.

    El nuevo ciclo presenta dos novedades. La primera es que, debido a la emergencia sanitaria que enfrenta el país, las sesiones no serán presenciales y serán transmitidas vía streaming a través de uv.cl y uestv.cl. La segunda es que en esta temporada el moderador será el académico y exrector Aldo Valle, quien actualmente se desempeña como profesor de la Escuela de Derecho.

    “Es cierto que este ciclo de seminarios comenzó en 2019, pero la idea se forja con alguna anticipación a esa fecha. Ya por noviembre o diciembre de 2018 empezamos a trabajar en este proyecto, para actuar con la debida anticipación y respondiendo a una intuición, a una proyección académica, ya que pensamos en un ciclo de debate cuando estábamos en el primer año del actual gobierno del Presidente Piñera y el tema constitucional había declinado. Pero tuvimos la perseverancia, la suspicacia si se quiere, de pensar que el tema no estaba cerrado y que el país necesitaba un debate. Hay un acierto de la Universidad allí, la anticipación tiene un mérito. Y esto va acompañado de otro componente, que es la decisión de la UV de contribuir a algo que las sociedades deben cuidar y que es que haya una esfera de deliberación, porque se entiende que ella contribuye a la búsqueda de los intereses de bien común y las instituciones como la nuestra son parte fundamental de ese bien común. Y en tercer lugar, yo destacaría que las universidades deben hacer ese esfuerzo para que la deliberación tenga un carácter plural y democrático, en el que se puedan encontrar ideas y convicciones distintas y contrapuestas y que eso tenga una proyección en el tiempo. Luego, en octubre del año pasado, comienza todo un proceso que desemboca en que el 15 noviembre se convoque a un plebiscito constituyente y si tuvimos esa convicción anticipatoria, cómo no íbamos ahora darle continuidad”, comenta Valle sobre el origen de la iniciativa y su continuidad.

    Valle pone especial énfasis en el aspecto pluralista del ciclo: “La idea es que la universidad, por su carácter público y estatal, debe cuidar que siempre se puedan expresar visiones y perspectivas intelectuales, culturales, cívicas y políticas distintas, porque es un lugar -más allá del sistema político, que tiene otra función- que está imprescindiblemente ligado a un carácter plural, porque el desarrollo de las ideas no pueden tener lugar más fecundo que en ambientes diversos, sin censuras, donde no hay un pensamiento oficial u ortodoxia impuesta por alguna autoridad determinada. Tenemos que enviar ese mensaje de pedagogía social dado por el hecho de que no solamente estamos discutiendo todos los que pensamos igual, sino que congregamos a personas que representan tradiciones distintas. La Universidad no podría hacerlo de otra forma y, voy a ser más enfático, si no diera lugar a este ambiente dejaría ser propiamente una universidad”.

    También Aldo Valle destacó el hecho de que tanto en la primera temporada como en la nueva se ha garantizado la presencia de mujeres entre los panelistas. “Sin duda la universidad está llamada a contribuir al desarrollo de la noción de una categoría normativa que se resume en la idea de persona y la demanda por una igual participación de la mujer en las actividades públicas supone también un avance hacia un estadio superior del desarrollo cultural. Una sociedad en la que se reproducen jerarquías, sesgos y exclusiones sistemáticas y estructuras termina cayendo en lo que el filósofo John Stuart Mill por allá por el siglo XIX llamó el sometimiento de la mujer o la esclavitud de la mujer, de lo que tenemos lamentablemente resabios. La presencia de la mujer debe contribuir al desarrollo del concepto de persona y a eso apuntamos cuando vemos desde la perspectiva feminista la demanda por igual participación en vida pública, dejando atrás la concepción de que las mujeres tienen reservados los planos privados y los varones los públicos. La universidad debe dar cuenta en cada espacio de cómo se debe avanzar a esa noción normativa de persona humana y que todos los seres humanos tenemos igual dignidad y merecemos la misma consideración y respeto y cada vez que notemos que eso no está ocurriendo significa que estamos en un estadio de subdesarrollo cultural e intelectual que no podemos permitir, porque se devalúa el rol de la universidad”, explicó.

    Finalmente, el profesor Valle comentó sobre su papel como moderador, que no es inédito, pero sí poco frecuente tras años de ser permanente el entrevistado: “Corresponde a la división del trabajo y a las funciones polivalentes que tenemos que ser capaces de cumplir quienes trabajamos en la Universidad, y ahora en mi rol de profesor de Escuela de Derecho estoy atendiendo a esta iniciativa de la rectoría en que me invitan a oficiar de moderador. Las temáticas que se tratarán han estado presentes en mis propios intereses, por lo que con mucho agrado y compromiso asumo esa tarea, porque participo de los orígenes de la idea y de la motivación que la impulsó”.

    Christian Corvalán, rector subrogante de la UV, valoró también el comienzo de un nuevo ciclo de “Diálogos para la Democracia”. “Para nuestra universidad es una obligación dar continuidad a estos seminarios, más aun en momentos en que el país entero debate sobre temáticas que son cruciales para nuestro futuro, a mediano y largo plazo. Tuvimos el acierto de adelantarnos en diagnosticar la necesidad de discutir sobre estas problemáticas y ahora renovamos nuestro compromiso de seguir conversando sobre ellas en un marco de pluralismo, en el cual todas las visiones tienen cabida. También quiero reconocer el impulso que el exrector Valle dio a esta iniciativa y pienso que no podríamos contar con una mejor persona para conducir estos debates en su segunda temporada”, manifestó Corvalán.

    La temporada 2020 de “Diálogos para la Democracia” tendrá cinco jornadas, en las siguientes fechas: 28 de agosto, 11 y 25 de septiembre, y 16 y 30 de octubre.