• Radio Valparaíso
    Online

    Toxicóloga advierte que dióxido de cloro es una sustancia tóxica y no está autorizada como medicamento

    María Fernanda Cavieres  académica de la UV, reitera el llamado a no usar este sanitizante, ya que no existe ninguna evidencia sobre su  eventual eficacia en el manejo de la pandemia.

    Mientras los esfuerzos científicos no se detienen para dar con una vacuna o formulaciones farmacéuticas para Covid-19, la desinformación que circula en internet o redes sociales sobre supuestos tratamientos “alternativos” para enfrentar el coronavirus suma seguidores, lamentablemente con fatales consecuencias. De esta manera, sustancias “milagrosamente” curativas se tornan populares en la población, a pesar de no contar con un mínimo rigor o respaldo científico que avalen sus supuestas propiedades sanadoras. Uno de ellos es el dióxido de cloro, que recientemente cobró la vida de un niño argentino de sólo cinco años de edad. Por su parte, la semana pasada el diputado Raúl (Florcita) Alarcón ofició al ministro de Salud, para que informe si se encuentran en conocimiento del uso del dióxido de cloro por parte de la población.

    María Fernanda Cavieres, doctora en Toxicología, académica de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso y actual presidenta de la Sociedad de Toxicología de Chile (Sotox), fue tajante al señalar que el dióxido de cloro es una sustancia tóxica y no está autorizada como medicamento.

    “Es un sanitizante que surge de la descomposición del clorito de sodio en agua. Su uso aprobado es industrial con el fin de sanitizar superficies y algunos alimentos procesados”, explicó.

    Agregó que “es extremadamente reactivo; es decir, interactúa muy fácil con tejidos como piel y mucosas, en los que puede inducir irritación. En el caso de ingesta, la irritación se manifiesta por efectos sobre el tracto gastrointestinal, los que pueden incluir náuseas, vómitos, diarreas, sangramiento y erosiones”.

    En esa línea, la doctora Cavieres, afirmó que “se ha reportado también la inducción de anemia e insuficiencia renal luego de la intoxicación con este producto. Y ahora último hemos sabido de algunos casos en los que la ingesta llevó a la muerte de la persona”.

    La académica también advirtió que “el dióxido de cloro no tiene registro como medicamento en Chile y su uso es sólo como sanitizante a nivel industrial”.

    Además, dijo la toxicóloga, “desde la Sociedad de Toxicología hemos hecho un llamado a la comunidad a no hacer caso a información distribuida por internet o por redes sociales o a seguir legislaciones extranjeras, pues no existe ninguna evidencia de que este producto tenga eficacia para el manejo de la pandemia. Por el contrario, existe evidencia de sus peligros y riesgos. El distanciamiento social, el uso correcto de mascarillas y el lavado frecuente de manos con agua y jabón por al menos 20 segundos, son las únicas medidas con demostración científica que permiten controlar la expansión del virus que produce la enfermedad Covid-19”.