• Radio Valparaíso
    Online

    La tasa de positividad vuelve a bajar, pero la mayor movilidad de personas estaría retrasando su caída

    En la última semana ésta llegó a 17% en la Región de Valparaíso, según comunicó el laboratorio de la UV.

    Tras alcanzar su peak de 38% a fines de junio, la positividad de los exámenes de PCR ha venido cayendo de manera sostenida en la Región de Valparaíso. De acuerdo con el último informe emitido por el laboratorio de biología molecular del Centro de Diagnóstico e Investigación de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valparaíso, que complementa las cifras oficiales, durante los últimos siete días la tasa de muestras confirmadas en la zona llegó al  17%, siendo un punto menor a la que se registró en la semana inmediatamente anterior -del 27 de julio al 2 de agosto- cuando este indicador alcanzó el 18%, hasta entonces el índice más bajo en los últimos dos meses.

    Según explica el médico infectólogo y director de dicho centro, Rodrigo Cruz, la tendencia a la baja iniciada el 29 de junio se ha mantenido hasta hoy, lo que demuestra una disminución de la circulación del virus en la comunidad.

    “Sin embargo, en varias comunas de la Región (Valparaíso, Viña del Mar, Quilpué, Villa Alemana, Quillota y San Felipe) se ha observado una mayor movilidad de personas, lo que podría estar contribuyendo a retrasar la caída en la positividad hasta los niveles que necesitamos y queremos, si bien es algo que todavía estamos analizando”, sostiene el especialista de la UV.

    Además, el doctor Cruz advierte que la mayor movilidad que se registra en algunas ciudades podría favorecer -eventualmente- la aparición por adelantado de los temidos rebrotes. “Por este motivo, creemos que se debe seguir con las medidas de prevención y control establecidas por la autoridad sanitaria y otras que aún no se han implementado masivamente: mejorar la trazabilidad sobre el 85%, con diagnóstico de los casos y contactos estrechos antes de las primeras 48 horas, prevenir la trasmisión en los espacios comunes de mayor acceso público (como plazas, calles principales, caletas, ferias libres y centros comerciales, entre otros), instalando lavamanos portátiles, dispensadores de alcohol gel y uso obligatorio y correcto de mascarillas de buena calidad”, precisa el médico infectólogo.

    Por último, el director del Centro de Diagnóstico e Investigación de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valparaíso insistió en la necesidad  de que las personas mantenengan el distanciamiento físico con las demás y eviten especialmente las aglomeraciones.

    “Para disminuir los contagios es fundamental que las personas eviten el contacto directo con otras y mantengan la distancia social, favoreciendo el teletrabajo y en el caso de los escolares mantener las clases por aula virtual, idealmente”, concluye Rodrigo Cruz.