Radio Valparaíso
Online

Fuertes disturbios en las cercanías de la Quinta Vergara en la previa de la primera noche del Festival de Viña

Tal como se preveía, las horas previas a la primera noche del Festival de Viña del Mar estuvieron marcadas por graves incidentes, incluidos enfrentamientos de encapuchados con Carabineros, en los alrededores de la Quinta Vergara.

Durante la tarde los disturbios se focalizaron en la Plaza Vergara y en el frontis del Hotel O’Higgins, donde la gran mayoría de los huéspedes corresponde a personas ligadas el certamen. Allí se registraron pedradas contra el hotel y quemas de vehículos que estaban estacionados en el exterior: al menos siete resultaron destruidos.

También hubo intentos de ingreso al hotel, donde trabajadores evitaron, usando extintores, que los antisociales entraran al lobby. No obstante, alrededor de las 20:00 horas la Gerencia realizó una evacuación preventiva. Tras los hechos, las autoridades evalúan si trasladar a los huéspedes a otro lugar o aumentar las medidas de seguridad.

La situación en el recinto incluso influyó en que no hubiera obertura en el Festival: la ceremonia contaba con Tiro de Gracia, pero no pudo realizarse ya que parte de su elenco prefirió mantenerse en el Hotel O’Higgins y resguardar su seguridad.

Posteriormente los incidentes se desplazaron e incluso se reportó un ataque al edificio de la Municipalidad de Viña del Mar. El director municipal de Emergencias, Jorge Cafena, apuntó a un grupo de al menos 100 personas, quienes según el funcionario- realizaron destrozos y ataques con bombas molotov.

También en el centro de la Ciudad Jardín se registraron saqueos a locales y una tienda Corona en calle Valparaíso. Fueron cerca de 18 establecimientos en total que sufrieron saqueos y daños en la comuna, según el balance, y Carabineros aseguró que horas después logró recuperar especies, entre ellas equipos electrónicos.

Además, se registraron sendos ataques a automotoras: una resultó incendiada al igual que al menos 16 vehículos; mientras que en otra, sujetos dejaron caer autos desde el segundo piso hacia la calle.

Autoridades apuntaron a «delincuencia» y redoblarán medidas de seguridad

Tras reunirse con Carabineros y el intendente Jorge Martínez, la alcaldesa de Viña del Mar, Virginia Reginato, acusó que «lamentablemente la delincuencia quedó al descubierto, como en todos los lugares. Las manifestaciones pueden hacerse, pero esto es delincuencia y hay que tratarla como tal».

Aseguró que debido a los hechos hubo «muchas familias y negocios afectados», por lo que «tomaremos las acciones legales que correspondan para que no sigan sucediendo» y «estaremos pendientes y mucho más preocupados de que no siga sucediendo».

A su vez, el intendente Martínez expresó el «más absoluto apoyo» del Gobierno a la alcaldesa, y anunció que «redoblaremos las medidas; hemos hablado con el ministro y el subsecretario del Interior, y mañana se redoblarán las medidas de protección y seguridad, no sólo para que el festival continúe, sino que para que la ciudad no siga sufriendo en manos de estos desgraciados».

Ya durante la tarde la autoridad regional había apuntado a «grupos muy minoritarios, radicales, que solo quieren la violencia. Nada más. No quieren reformas, no quieren plebiscito, no quieren nada; quieren la anarquía, el desorden y la violencia, por eso por primera vez en el Festival se hacen estos anillos de seguridad, que más de alguno cuestionó… pero ahora se pudieron dar cuenta que es absolutamente necesario».

En tanto, Carabineros cifró en 23 los uniformados lesionados, no obstante el general de zona descartó «errores» de planificación y atribuyó los hechos ocurridos a «la delincuencia» que «atenta contra todo».

Mientras ocurrían los disturbios, en la Quinta Vergara los asistentes a la primera noche, que tenía a Ricky Martin como plato fuerte, ingresaban sin mayores problemas.

La Intendencia de Valparaíso había dispuesto estrictas medidas de seguridad, con dos anillos externos y mayor personal policial. Eso además de impedimentos para los propios asistentes de ingresar ciertos elementos.

Sin embargo, pese a que los anillos pudieron contener los incidentes en principio, con el correr del tiempo fueron sobrepasados: el ubicado en plaza Sucre fue superado y sólo quedó el instalado entre la Parroquia Nuestra Señora de Dolores hacia la Quinta Vergara.

Al respecto, el general Hugo Centeno, jefe de la Quinta Zona de Carabineros, aseguró que «no hubo ningún error» en los operativos de seguridad. 

«El único error agregó Centeno es que esta gente atenta contra la seguridad de las personas y yo veo a carabineros trabajando más horas de las que corresponden y no es que acá falta o no se diseñó; acá hubo una planificación, pero estos individuos saben que ejecutar arteramente, con violencia, barricadas, interrumpiendo el tránsito no solamente de los carabineros, sino que también de las personas, es un atentado total».

«Entonces, no hablemos después de situaciones de derechos humanos, porque realmente atentan contra todo: hay jóvenes, hay niños, que van a un festival y eso no es digno de nuestro país», enfatizó. Nota realizada por Radio Cooperativa.cl