• Radio Valparaíso
    Online

    Santiago y Valparaíso, las zonas más afectadas tras el 18 de Octubre, en la llegada de turistas

    En un mes normal, más de sesenta mil turistas visitan Valparaíso, Viña del Mar y Concón. En un mes de temporada alta, esa cifra podía incluso superar las cien mil personas. Sin embargo, tras el estallido social, que se detonó el 18 de octubre, la otrora joya del pacífico afronta uno de sus veranos más complejos.

    Valparaíso, Viña del Mar y Concón, con mayor caída en la llegada de pasajeros, alrededor de 34%.

    En octubre, la llegada de pasajeros a estos balnearios cayó 34% en relación a igual mes de 2018, según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE). En noviembre, en tanto, la caída fue aún mayor, llegando a 43%, cuando apenas arribaron 44 mil turistas.

    Del total de llegadas registradas ese mes, 35 mil correspondieron a pasajeros con residencia en Chile. De hecho, la llegada turistas extranjeros fue la que marcó la mayor contracción, con una baja de 65% en doce meses.

    Este complicado escenario, que tiene preocupados a empresarios turísticos y hoteleros, se repite en varias de las principales ciudades del país, donde la actividad turística se vio golpeada por los efectos de la crisis social.

    A nivel nacional, sumando los meses de octubre y noviembre del año pasado, la llegada de turistas bajó 25%, en relación al mismo periodo de 2018. En total, se contabilizaron 525 mil turistas menos. El menor arribo de visitantes extranjeros fue el principal factor que impactó el balance.

    En La Serena y Coquimbo, sumando los meses de octubre y noviembre del año pasado, la llegada de turistas cayó 22% en relación al mismo periodo de 2018. En Antofagasta bajó 33%, al igual que en Arica, mientras que en Copiapó y Ojos del Salado, disminuyó 27%.

    San Pedro de Atacama fue otro de los destinos que también sufrió una baja en la llegada de pasajeros, de 17%. 2019 fue un año complejo para esta zona turística que enfrentó un duro golpe por la baja de visitantes a causa del invierno altiplánico que afectó al poblado entre fines de enero y mediados de febrero de ese año.

    Al analizar el panorama en la zona norte, Iquique fue la única ciudad donde la llegada de pasajeros creció, en 5%, aunque a una tasa menor que la observada en periodos anteriores.

    En el sur del país, y en medio del estallido social, las zonas turísticas tradicionalmente más visitadas también vieron mermada la llegada de pasajeros en los meses de octubre y noviembre. En Chiloé, por ejemplo, disminuyó 22%; en el Lago Llanquihue y Todos Los Santos 9%; en Torres del Paine y Puerto Natales 11%; Valdivia y Corral 13%; Araucanía Lacustre 27%; y en Puerto Montt y alrededores 22%.

    En Puntas Arenas y Estrecho de Magallanes, la llegada de visitantes cayó 19%, mientras que en Aysén y Coyhaique, el impacto de la crisis en el turismo fue menor, pues la baja fue de solo 1%.

    Santiago urbano, que concentra casi la mitad de los turistas a nivel nacional, fue la segunda zona, después de Valparaíso, Viña del Mar y Concón, con mayor caída en la llegada de pasajeros, alrededor de 34%. En total, recibió 427 mil turistas entre octubre y noviembre, versus los 642 mil que llegaron en el mismo periodo de 2018.

    Eso sí, fue el destino turístico que presentó la mayor tasa de ocupación de habitaciones, que llegó a 63% en octubre y a 50,5% en noviembre. San Pedro de Atacama ocupó el segundo lugar, cuyo indicador llegó a 44,8% en octubre y 50% en noviembre. Lago Llanquihue y Todos los Santos también mostraron altas tasas de ocupación, sobre 47%.

    A nivel nacional, la tasa de ocupación en habitaciones en noviembre fue 33,7%, que implicó una contracción de 11,4 puntos porcentuales en doce meses. Valparaíso, Viña del Mar y Concón (-19,74 pp) y Punta Arenas y Estrecho de Magallanes (-18,37 pp.) fueron los destinos con las principales disminuciones en la tasa de ocupación a doce meses.

    Los ingresos. Todo lo anterior, generó menores ingresos para los establecimientos de alojamiento turístico percibieran. A nivel nacional, el ingreso promedio por habitación disponible, indicador que se conoce como RevPar, fue de $20.590 en noviembre, un 23% menor en relación a igual mes de 2018.

    Ese mes, los destinos turísticos con mayores RevPar fueron Torres del Paine y Puerto Natales ($101.554), San Pedro de Atacama ($59.409), seguido por Lago Llanquihue y Todos los Santos ($35.118).

    En relación al mismo mes de 2018, las disminuciones más importantes se consignaron en Talca y Valle del Río Maule (-46,3%), Valparaíso, Viña del Mar y Concón (-42,7%) y, por último, La Serena y Coquimbo (-40,9%). Los principales incrementos ocurrieron en Iquique (48,5%), Pan de Azúcar y Bahía Inglesa – Caldera (47,4%) y Torres del Paine y Puerto Natales (8,4%).

    En términos de precios, al menos en noviembre, no se vio un mayor ajuste. De hecho, según cifras del INE, los alojamientos turísticos presentaron un precio promedio por habitación (ADR) de $61.129 a nivel nacional, un 3,3% sobre el reportado en igual mes de 2018. Los hoteles, por ejemplo, registraron una tarifa promedio de $70.087, un 4,6% más alta que hace doce meses.

    Sin embargo, algunos destinos como Pan de Azúcar y Bahía Inglesa-Caldera (-20,5%), Camarones y Putre (-16,9%) y Aysén y Coyhaique (-14,8%) registraron bajas en el precio promedio. En Santiago, el valor promedio bajó 2,5%, mientras que en Valparaíso se mantuvo plano.

    Aunque desde la industria advierten que es difícil aventurarse con una proyección para todo el año, dado que la gente actualmente toma las decisiones de viajar en el corto plazo, si prevén una compleja temporada estival. De hecho, se cree que la caída de turistas podría llegar incluso al 40% en el verano. Autora de la nota Carla Cabello en Pulso de La Tercera.

    #Tags