Radio Valparaíso
Online

Biólogo marino insiste en la urgencia de definir los reales niveles de abundancia de la jibia

El próximo 16 de agosto entrará en vigencia la ley que permite la extracción del calamar gigante (o jibia) en forma artesanal. La nueva normativa elimina la pesca de arrastre para la captura de este recurso.

Tras desestimarse la prórroga de la puesta en marcha de la normativa en la Cámara de Diputados, el sector industrial amenazó con despidos masivos y un fuerte impacto en el mercado.

Frente a ese escenario, el biólogo marino Francisco Concha, académico de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso, señaló que “el sector industrial argumenta que sin posibilidades de pescar el calamar gigante se van a perder puestos de trabajo, pero eso lo tienen que evaluar antes quienes toman las decisiones. Seguramente, es algo que ya fue calculado y que no se estimó como muy importante (en los números). Habría que ver efectivamente qué niveles de desembarque han tenido en los últimos años y qué cantidad de puestos de trabajo se ven afectados”.

Respecto al recurso, el académico agregó que siempre disminuir el esfuerzo pesquero va a tener un efecto positivo en el stock explotado. “Sin embargo, hay que evaluar con urgencia los reales niveles de abundancia de este recurso y definir bien varios aspectos de su historia de vida para tener una explotación que sea realmente sustentable. Como criterio precautorio, no se puede dejar de tomar medidas de manejo, aunque no haya información biológica o ésta sea escasa con respecto a un determinado recurso”.

Además, Francisco Concha insistió en la importancia que tiene definir niveles de abundancia y el máximo rendimiento sostenible para los stocks de calamar gigante que se puedan ver afectados por las capturas.

“Hasta ahora no es tanto lo que se sabe sobre esta especie en Chile. Hay estructuras de talla, sexo, tallas de primera madurez, etcétera, pero no sabemos bien cómo se mueven las poblaciones, ni dónde se estarían reproduciendo o patrones migratorios, entre otras cosas”, advirtió.