Radio Valparaíso
Online

Senador Juan Ignacio Latorre junto a parlamentarios y parlamentarias de la oposición presentan Proyecto de Acuerdo de Gratuidad

Tras darse a conocer por MINEDUC que 27 mil estudiantes perderán el beneficio de la gratuidad por haberse atrasado en sus carreras, el Senador Juan Ignacio Latorre junto a parlamentarios y parlamentarias de la oposición presentaron Proyecto de Acuerdo en donde se le solicita al Gobierno que, a través de una reforma a la ley de gratuidad, sea el Estado quien financie la extensión en al menos 3, 2 o 1 semestres según el caso, del periodo formal.

Al respecto, el Senador Juan Ignacio Latorre (FA), integrante y futuro presidente de la comisión de Educación del Senado indicó que la situación de los estudiantes resulta bastante normal y no existe un único motivo, sino que “es es multifactorial, problemas socioeconómicos, vulnerabilidad, temas de compatibilidad de estudios y trabajo, temas familiares. Y agregó que tal como se ha conversado con algunos rectores del CRUCH, “le pedimos al Presidente de la República, Sebastián Piñera, que acoja esta pequeña modificación y que podamos resolver el problema hoy, ya que hoy hay una pequeña corte. Si vamos acumulando este problema, el día de mañana vamos a tener un problema mucho más serio y yo creo que es hoy día, para darle una solución además a estos 27 mil estudiantes de hacerlo rápido y acá está la voluntad política manifestada por este Senado”.

Por su parte, la senadora Yasna Provoste (DC), integrante y actual presidenta de la comisión de Educación, se refirió al rol que deben tener también las instituciones y los propios estudiantes y la colaboración conjunta para su éxito académico, “ello implica por ejemplo universalizar programas exitosos de acompañamiento en los primeros años a los estudiantes más carenciados. Y como tercer y último punto debe haber un compromiso de los propios estudiantes con sus estudios para cumplir en el menor tiempo posible con sus carreras”

Finalmente, el senador Alejandro Guillier, recordó que el Tribunal Constitucional, nuevamente torció la voluntad popular y negó el derecho a la gratuidad a estudiantes universitarios que, por razones ajenas a su desempeño académico, sus carreras se extienden más de lo previsto.