Radio Valparaíso
Online

Quilpué: Alcalde Viñambres deberá pagar más de $19 millones de pesos por daños a vecinos de Lomas del Sol

Con fecha 28 de junio de 2018, el juez del Segundo Juzgado de Letras en lo Civil de Quilpué condenó al alcalde de Quilpué, Mauricio Viñambres Adasme, al pago de una indemnización “por concepto de daño emergente” de un total que asciende a $19.786.593, esto sumado a la obligación de modificar una serie de aspectos en su propiedad construida de forma irregular y que aun así, la Dirección de Obras de la Ilustre Municipalidad de Quilpué, otorgó recepción definitiva, lo cual fue presentado ante el citado juzgado.

Todo comenzó a finales del mes de febrero de 2017, fecha en que el sector residencial de “Lomas del Sol” de Quilpué comenzaron a realizarse una serie de actos que afectaron la propiedad y la calidad de vida de la familia colindante a la propiedad de Viñambres. Dicha propiedad comenzó a construirse entre los meses de mayo y junio de 2016, sin permiso de edificación el que recién fue otorgado el 22 de febrero de 2017, fecha en que la propiedad se encontraba construida en un 90 por ciento.

Los afectados desde entonces intentaron hablar con jefe comunal de Quilpué, a través de todos los mecanismos posibles, pero sobre todo, apelando a su condición de vecino y ciudadano responsable, para que se enterara de lo que estaba pasando con el levantamiento de su propiedad que estaba afectándolos y se hiciera cargo de lo que iba aconteciendo;  ante la nula respuesta, la familia afectada se vio en la obligación de interponer querella en su contra la que fue acogida.

El abogado de la familia afectada y querellante, Juan José Donoso, lamenta que Viñambres hasta la fecha haya eludido su responsabilidad en los hechos y espera que pronto cumpla el fallo íntegramente, considerando que está exponiendo a la familia afectada e incluso a aquella que reside en su propiedad, puesto que el muro puede ceder y caer en cualquier momento, considerando el evidente deterioro causado, sumado a la humedad, lo que incluso podría traer consecuencias fatales.

“Este fallo contempla tres cosas, en primer lugar la indemnización de perjuicios del orden de los 19 millones de pesos e segundo lugar el retiro de riego automático, en tercer lugar el cumplimiento a las normas de urbanización, por parte de la propiedad vecina, en los que se refiere a acercamiento, balcón, etc. Y todo el fallo incluye costas, o sea los costos de perjuicios deben ser pagados por el demandado”, trata de un fallo de primera instancia, Viñambres tiene la posibilidad de apelar a la corte de apelaciones durante los próximos 10 días, pero como “es un fallo muy bien estructurado, contundente (…), entiendo que la corte debiera ratificar”, releva el abogado Donoso.

ANTECEDENTES  Y CRONOLOGÍA

En el mencionado juicio, quedó en evidencia a través del peritaje judicial realizado por un especialista, que dicha propiedad además de construirse sin permiso ocasionó una serie de daños a los querellantes y que, además, se otorgó un permiso de edificación tardío  que revela un proceso administrativo viciado, sin embargo, acto seguido, se otorgó una recepción definitiva que jamás debió otorgarse, pues no cumplió ni con la normativa urbanística, ni con el Plan Regulador vigente.

Este proceso de peritajes prolongado, parte el 7 de abril y culminó con fecha 26 de mayo de 2018, desde la asignación del perito y el pago de sus honoraros, pasando por el “desarrollo de diligencias en terreno, catastro de daños y su origen en su situación actual, daños y costos asociados por reposición de obras” según se evidencia en el informe pericial.

Antes del juicio civil en contra de la persona de Viñambres,  se realizaron dos reclamos de ilegalidad en contra de la municipalidad, uno por el permiso de edificación fuera de plazo de la propiedad y otro por ilegalidad de la recepción definitiva de la misma, ambos hoy en la corte de apelaciones, esperan fallo.

DETALLES DEL PROCESO

Pese a tratarse de un caso netamente de carácter personal del ciudadano Mauricio Viñambres como tal, llama la atención el desfile de funcionarios y directores municipales que prestaron declaración a favor del alcalde, siendo que hay temas municipales involucrados en el proceso, como es el caso en primer término, de la Dirección de Obras al otorgar un permiso de edificación y recepción definitiva que jamás debieron otorgar en su oportunidad, sumado a la omisión de la Inspección Municipal a no haber paralizado y/o multado la construcción de esta vivienda, al haber constatado en terreno su construcción en un 90 por ciento de avance, sin contar con permiso de edificación alguno.

Por su parte, cabe señalar que el arquitecto a cargo de dicha construcción fue el señor Claudio Cofre y el dibujante fue José Suárez Oliva, ambos son funcionarios de la Corporación de Educación  Municipal de Quilpué y este último, además, compareció en calidad de testigo por parte de Viñambres, como también lo hizo el abogado Germán Esponda Fernández quien se desempeña en la Unidad Jurídica de dicha municipalidad y que en reiteradas oportunidades es quien ha subrogado a Viñambres en su cargo.

De parte de los querellantes, declararon como testigos vecinos del sector quienes presenciaron los hechos ocurridos en Lomas del Sol y fueron espectadores in situ de la construcción irregular de esta propiedad, la que estuvo a la venta por $208.000.000, según se pudo apreciar en diversos sitios dedicados a dicho objetivo, pero sin resultado favorable, y que, en la actualidad, mantiene en arriendo.

Otro antecedentes para hacer presente es que al verificar la declaración pública actualizada del patrimonio de Mauricio Viñambres, nada se dice acerca de la cuantiosa propiedad del jefe edilicio, pues solo hace mera referencia a un terreno y no a la construcción del inmueble del que hoy obtiene beneficio económico.

Por último, dicha propiedad fue construida en un terreno que el Alcalde compró a la Inmobiliaria Nuevo Amanecer a finales del año 2013, con pago al contado de  solo $18 millones de pesos, valor inferior al 50 por ciento de lo que dichos terrenos costaban en la época y que hoy superan los $65 millones de pesos. Nota aporte de desde Quilpué Online