Radio Valparaíso
Online

Aumento de demanda colapsa urgencia del hospital Carlos Van Buren “Hay gente hospitalizada en los pasillos”

“Hay gente hospitalizada en los pasillos. Es una vergüenza, hasta ocho horas lleva la gente esperando, desde anoche. Aquí hay que venir muriéndose o te mueres esperando”. Ese el relato de Mabel Torramorel, familiar de una de las pacientes que en la tarde de ayer lunes aguardaban atención en la saturada urgencia del Hospital Carlos Van Buren de Valparaíso.

Elizabeth llegó a la emergencia del recinto acompañando a su cuñada, quien padece cáncer. Tras constatar las condiciones de lugar, relató que debieron improvisar una camilla, con mantas y almohadas, para acomodar la paciente y hacer más tolerable la espera. “Tuvimos que juntar sillas con la silla de ruedas para acomodarla. Le hicieron los exámenes, pero aún no la atienden, mi hermano está desesperado”, contó.

A esa hora, pacientes recibían suero instalados en una silla del área de espera. Otros enfermos, recién atendidos, aguardaban la continuación del tratamiento en el suelo.

Desde el recinto asistencial atribuyeron lo ocurrido al aumento de la demanda que se genera durante esta época. Mauricio Cancino, jefe de la Unidad de Emergencia del Hospital Van Buren, indicó que “en invierno aumentan las enfermedades respiratorias en un 300% y 400% y la demanda de pacientes en toda la red ha ido aumentando en esas cifras, también”.
Cancino agregó que al ser un hospital de referencia, “recibe pacientes con complicaciones mayores de toda la red, desde Casablanca y San Antonio, y pacientes que se complican en otros hospitales, por lo tanto, también hemos debido responder a esa demanda”.

Falta de camas

En la mañana de hoy, la urgencia del hospital Van Buren tenía 18 camas disponibles y habían 60 personas esperando por una de ellas. Lo mismo ocurrió la semana pasada, cuando una niña de un año falleció producto de un cuadro grave de enfermedad respiratoria, mientras aguardaba un cupo en cuidados intensivos.

Según su madre, Camila Jorquera, tras 20 días enferma y diversos diagnósticos, la niña llegó grave a la urgencia del recinto el miércoles pasado, donde se intentó, sin resultados, ubicar una cama para hospitalizarla. “Se solicitó una cama en la UCI a las 2 AM y no había. Luego pidieron una autorización en otro hospital, un privado, y a las 4 AM nos dijeron que no había cupo en toda la región. Tras eso se empezó a gestionar a nivel nacional y tampoco encontraron. Mi hija falleció a las 7 AM”.

Esto llevó a que el director del recinto, David Gutiérrrez, iniciara una investigación interna. A la par, organizaciones de Valparaíso iniciaron una movilización contra el déficit de camas. Autores de la L. Leiva, B. Velásquez y D. Astudillo en La Tercera.